Plantar vegetales en contenedores es un aspecto importante para saber sobre la horticultura. Muchas personas viven en áreas o tienen diferentes situaciones donde no tienen un suelo para sembrar sus plantas.

La horticultura en contenedores o macetas puede ser ideal para personas que viven en apartamentos, ancianos, niños o personas que simplemente no tienen suficiente espacio para un huerto en el suelo. ¡No se necesita mucho espacio para cultivar unas pocas plantas en macetas!

La horticultura en contenedores también reduce las malas hierbas, los problemas de enfermedades y es más flexible cuando se trata de mover las plantas al sol/sombra según sea necesario.

Como plantar en macetas o contenedores es un aspecto tan grande de la horticultura, es importante mirar las diversas formas en que se puede ejecutar de manera efectiva. Con tantas opciones por ahí, puede ser difícil elegir los contenedores adecuados. ¡No se preocupe! Puede tener éxito con muchos tipos de contenedores. Una de las alegrías de la horticultura en contenedores es que se puede ser creativo. Echemos un vistazo a algunas formas obvias y creativas de hacerlo.

1. Bolsas de cultivo de tela

Las bolsas de cultivo de tela son una forma eficaz y económica de albergar un huerto. Este tipo de contenedores tienen muchas opciones diferentes. Se pueden utilizar en interiores o exteriores.

El drenaje rara vez es un problema cuando se utilizan bolsas de cultivo de tela. Sin embargo, si la temperatura sube por encima de 95 grados Fahrenheit durante semanas, entonces puede ser necesario regarlas dos veces al día para evitar que las plantas mueran. Si se utiliza una bolsa de cultivo con asas, entonces se puede mover más fácilmente a un lugar más fresco y sombreado durante estos casos de calor.

Estas bolsas de tela son duraderas y pueden soportar pasar por la lavadora, múltiples temporadas de crecimiento y un clima duro. Mientras que las bolsas de plástico pueden agrietarse, las de tela son capaces de mantenerse fuertes.

Las bolsas de cultivo de tela crean una gran aireación de la tierra. Esto es fantástico para el crecimiento de raíces, lo que permite plantas más saludables y más grandes. En una bolsa de cultivo de tela, cuando las raíces llegan a los lados del recipiente, no lo rodean y se vuelven unidas como en una bolsa de plástico u otro recipiente de material sólido. En su lugar, las raíces pasan por un proceso llamado “poda de aire”, donde las raíces producen muchos “pelos” de raíz fina que son óptimos para absorber nutrientes, humedad y oxígeno para la planta.

Al igual que con casi cualquier opción de contenedor, no dejar que el suelo se seque es una regla importante. Mientras que tener una bolsa de cultivo de tela permite una gran aireación y control de temperatura, la tierra en la bolsa puede secarse muy rápidamente. Es difícil recuperarse una vez que la tierra se seca demasiado en cualquier tipo de recipiente, por lo que es muy importante comprobar la humedad de la tierra a menudo y el agua en consecuencia.

2. Macetas de plástico

Las macetas de plástico son uno de los recipientes más comunes utilizados para la horticultura en macetas. Las macetas de plástico permiten una mayor flexibilidad al plantar y regar plantas. Tienen lados duros, lo que significa que el viento y el sol no pueden secar el suelo tan fácilmente como pasa con las bolsas de cultivo de tela. El uso de macetas de plástico permite la personalización de un huerto. ¡Estas macetas vienen en muchas formas, colores y tamaños diferentes!

Es importante asegurarse de que las macetas de plástico tienen orificios de drenaje en la parte inferior. La mayoría vendrá con agujeros existentes, pero no todos lo hacen. Si aún no tienen orificios de drenaje, recomiendo encarecidamente cortar o taladrar varios agujeros en la parte inferior. Si el agua no puede drenarse de las macetas, las raíces de las plantas se ahogarán en el agua estancada y la planta morirá.

Tenga en cuenta que es posible que las macetas de plástico negras o de color oscuro absorban una cantidad excesiva de calor durante los calurosos días de verano. Esto podría hacer que las raíces se sobrecalienten y se “quemen”. Definitivamente, es aceptable usar macetas de color oscuro, solo tenga cuidado y muévalas a un área de sombra durante las temperaturas calientes. ¡Sus plantas se lo agradecerán!

Una buena opción para las macetas de plástico es encontrarlas de forma gratuita en los centros de jardinería locales o viveros. Cada vez que un cliente compra plantas en una tienda, generalmente vienen en este tipo de macetas, que se pueden guardar y reutilizar para sembrar vegetales.

Una maceta de plástico de cinco galones es un tamaño estándar que funcionará para la mayoría de las plantas. Para los tomates o algún otro tipo de planta con un sistema de raíces grande y profunda, una maceta de mayor tamaño (más cerca de diez galones) sería más beneficiosa.

Si tiene dudas con respecto al tamaño de la maceta, siempre escoja una más grande en lugar de una que resulte pequeña. Si la maceta es demasiado pequeña, las raíces comenzarán a enredarse en la circunferencia de la maceta.

A continuación se presentan algunas pautas más específicas para elegir el tamaño correcto de una maceta:

  • Profundidad de la maceta de 4-6 pulgadas: Varias verduras de ensalada, hierbas, mostazas, ajo y rábanos.
  • Profundidad de la maceta de 8-12 pulgadas: Pimientos, repollo, col rizada, acelga, berenjena, remolacha, frijoles, tomates, zanahorias y calabaza.
  • Volumen de la maceta de 1-3 galones: Hierbas, cebollas, acelga, rábanos, tomates enanos o pepinos.
  • Volumen de la maceta de más de 5 galones: tomates de tamaño completo, pepinos, guisantes, brócoli, repollo, col rizada, berenjena y frijoles.

3. Torres de cultivo

Las torres de cultivo son una forma interesante y divertida de tener un huerto en macetas. Las torres de cultivo están hechas típicamente de plástico grueso y resistente. Además, añaden interés a un huerto, ya que las plantas de enredadera pueden colgar de cada sección. Una gran cantidad de alimentos se puede cultivar en un pequeño espacio utilizando una torre de cultivo.

Otro beneficio de las torres de cultivo es que las plantas que necesitan más luz solar y las plantas que necesitan más sombra se pueden cultivar en el mismo lugar. Si se plantan estratégicamente, las plantas amantes del sol se pueden sembrar en un lado y las plantas amantes de la sombra se pueden sembrar en el otro. Las torres de cultivo también permiten la opción de proteger ciertas plantas del sol bajo demanda, girando toda la torre durante todo el día.

El tipo de plantas para poner en una torre de cultivo depende del tamaño de la maceta recomendado según la variedad. En general, las torres de cultivo son recipientes fantásticos para el cultivo de ensaladas verdes, hierbas, pimientos, fresas y flores.

¡Si usted no quiere comprar una torre de cultivo podría construir una propia! Existen muchas formas diferentes de construir y utilizar torres de cultivo. Las torres de cultivo construidas a partir de tuberías de PVC se pueden colgar de las vallas alrededor del patio. También se pueden construir en posición vertical con conectores de tubería o piezas transversales de tuberías utilizadas para crear áreas para plantas. Las torres de cultivo también se pueden construir a partir de barriles de lluvia. Los agujeros perforados en los lados se llenan de pequeñas cestas, que luego se llenan de tierra y plantas.

4. Macetas de piedra

Las macetas de piedra y hormigón son una opción elegante y pesada para la horticultura en macetas. Estos pueden ser especialmente útiles para construir en el paisajismo en el patio y crear un lugar permanente para las macetas. Si usted vive en una zona particularmente ventosa, estas macetas pesadas pueden ser su mejor opción para que las plantas no se vuelen con el viento.

Mientras que las macetas de piedra y hormigón tienen algunos aspectos positivos, estos vienen con muchos más desafíos que cualquier otro recipiente en esta lista. Primero, estas macetas van a ser muy pesadas. Esto significa que una vez que se colocan, sería mejor dejarlos en ese lugar. Dependiendo de dónde se colocan, hay algunos aspectos a considerar. Si se colocan en un patio, entonces el suelo necesita ser capaz de soportar el peso de las macetas llenas de tierra y agua. Para las personas que viven en zonas con un invierno frío, las macetas de hormigón corren el riesgo de agrietarse y congelarse con las fluctuaciones de temperatura.

Si estas macetas no tienen ya agujeros de drenaje, esto podría suponer un problema. La horticultura en macetas definitivamente requiere un buen drenaje, por lo que será necesario encontrar una manera de perforar en el hormigón o piedra para crear agujeros. Esto puede hacer que las macetas se agrieten o se rompan si no se ejecuta correctamente.

Este tipo de macetas son elegantes y hermosas en el paisajismo. Si el clima y la capacidad del suelo permiten el uso de este tipo de recipientes, entonces deben durar mucho tiempo. Con un drenaje eficaz, estas macetas pueden manejar todo tipo de cultivos.

5. Cestas de lavandería

¡La horticultura se supone que es divertida y no tiene que ser cara! ¿Y qué podría ser más divertido que tomar una vieja cesta de lavandería, agregar algo de malla o tela, y usarla para cultivar plantas? Todavía tendrá asas para moverla y se puede decorar para añadir algo divertido al patio.

Cuando se utilizan cestas de lavandería para la horticultura en macetas, es necesario un poco de trabajo de preparación para evitar que la suciedad caiga de los agujeros en el lado de la cesta. Se puede usar tul, malla, tela de paisaje o mosquiteros de ventanas antiguas para forrar el interior de la cesta. También sería beneficioso perforar algunos pequeños agujeros hacia la parte inferior de la cesta bajo la última fila de rendijas para ayudar con el drenaje.

La mayor ventaja de usar cestas de lavandería es que puede alterar fácilmente la cantidad de tierra en cada cesta dependiendo del tipo de planta. Las cestas de lavandería se pueden utilizar para cultivar con éxito papas, cebollas, nabos y otros cultivos de raíces.

6. Macetas de riego automático

Si regar demasiado o muy poco es una preocupación, una maceta de riego automático puede ser beneficiosa. Este producto viene con un gran depósito de agua en la parte inferior que ayuda a mantener las plantas hidratadas. Se muestra automáticamente cuándo añadir más agua al ver que el nivel del agua baja. Esta opción es perfecta para suculentas, plantas de interior, hierbas y verduras para ensaladas.

7. Huerto elevado de tela

¡Esta opción se puede ver como un pequeño huerto elevado o un recipiente extra grande! Esta puede ser una buena opción para aquellos que viven en una casa de alquiler o apartamento y quieren crear un huerto de mayor tamaño. Esto es ideal cuando no se le permite poner un huerto en el suelo o construir una estructura permanente. Los huertos elevados de tela son muy resistentes y lo suficientemente grandes como para cultivar una gran variedad de plantas.

Lo mejor de estos recipientes que es no es necesario construir o instalar nada. Lo único que hay que hacer es desplegar el recipiente, llenarlo con mezcla de macetas y está listo para sembrar.

Al usar este tipo de recipiente, las plantas no se ven fácilmente afectadas por plagas y enfermedades porque la parte inferior de la bolsa está diseñada para bloquear la entrada de insectos. Esto significa que las plantas crecerán saludables sin ninguna perturbación. También es importante tener especial cuidado al mezclar la tierra con una pala para evitar romper el fondo de la bolsa.

8. Bolsas de cultivo de papas

Para las personas que quieren cultivar papas, pero no les gusta la idea de cavar a través del suelo para plantar y cosechar, esta puede ser una opción fresca y única para probar.

Estas bolsas son muy prácticas porque solo tiene que sembrar las semillas en el fondo y añadir compost o mezcla de macetas a medida que la planta crece. En el momento de la cosecha, abre la solapa en el lado inferior de la bolsa y accede fácilmente a todas las papas. La bolsa también tiene asas para que pueda colocarse fácilmente en el lugar deseado en el patio.

Prácticamente cualquier recipiente o maceta se puede utilizar para sembrar vegetales. Todo depende de su creatividad. Puede tomar un poco de planificación, pero sembrar vegetales en macetas puede maximizar el espacio del patio al permitir que se utilice cada pulgada posible para cultivar plantas de todo tipo.

¡Gracias por compartir!