¿Quiere saber si su suelo es fértil? Cuando el suelo de un huerto o patio es saludable, sus plantas son saludables. Cuando el suelo se agota, sus plantas producirán frutos con pocos nutrientes.

Los nutrientes que hay en el suelo son los mismos que absorben las plantas que utilizamos para alimentarnos a nosotros mismos y a nuestras familias. ¡El suelo ideal es de color oscuro, rico en nutrientes, poroso, viable y lleno de vida! Echemos un vistazo a algunas pruebas fáciles para estar seguros de que el suelo de un huerto es fértil y saludable para que las plantas puedan crecer y florecer a su máximo potencial.

10 Pruebas para saber si un suelo es fértil

Prueba 1: Color

Un suelo fértil debe tener un color café oscuro. El suelo con poca o ninguna vida en él se parece más al polvo: marrón y seco. Este suelo pobre se convertirá en barro marrón cuando se moje. El suelo sano absorbe la humedad maravillosamente y no debe tener una sensación de barro.

La mayoría de las plantas tienen follaje verde y este debe tener un color verde profundo. Las plantas que son de diferentes colores, como la col rizada, las lechugas rojas y similares, también deberían tener un color profundo. Si las hojas son más de un color amarillo, esto es probablemente una señal de una deficiencia de nitrógeno.

Recuerde, los nutrientes en nuestro suelo son los mismos nutrientes que absorben las plantas que comemos. Cuando las plantas se ven deliciosas, eso probablemente significa que el suelo es muy fértil.

Si una planta se ve enferma, corte un pedazo y póngalo en una taza de agua. Si el agua se vuelve turbia, entonces esto podría significar que un problema bacteriano está sucediendo en el suelo. Si el agua es clara, entonces la planta podría tener un virus. Pequeños pelos que crecen en las hojas podrían ser un signo de hongos. Si las plantas simplemente no producen fruta, esto podría significar que el suelo contiene demasiado nitrógeno, o que es demasiado caliente para esa planta en particular. En estos tipos de enfermedad, las plantas deben ser removidas por completo, o simplemente remueva las hojas dañadas. Realmente depende de qué porcentaje de su planta se ha visto afectada.

Si cree que tiene una deficiencia de nitrógeno u otros nutrientes en su suelo, puede aplicar una solución rápida con un poco de fertilizante soluble en agua. Sus plantas podrán tomar estos nutrientes de inmediato. Para un enfoque más a largo plazo, debe agregar de una a dos pulgadas de compost a la parte superior de su suelo cada año en el otoño.

Prueba 2: Estructura

Para completar esta prueba, siga los siguientes pasos:

  • Encuentre un momento en que el suelo que se está probando no esté demasiado húmedo, pero tampoco demasiado seco.
  • Desentierre una taza de tierra de unas seis a diez pulgadas dentro del suelo. Separe el suelo y estudie las “migas” o el material. Estas “migas” también se pueden llamar agregados. Idealmente, este suelo se desmoronará sin grumos grandes y duros. Un buen suelo debe mantener su forma bien, pero se desmorona fácilmente con una ligera manipulación. Si no se rompe fácilmente, el suelo puede estar demasiado duro.
  • ¡El suelo debe tener migas de diferentes tamaños en él; no debe verse uniforme! Diferentes formas y tamaños de migas permiten que el suelo sea más poroso, lo que crea un ambiente ideal para que el agua y el oxígeno se muevan libremente, que son excelentes condiciones para que las plantas desarrollen raíces saludables.
  • Si encuentra un problema en el suelo, agregue materia orgánica (compost, hojas, mantillo, etc.). Esto reparará el suelo.

Prueba 3: Insectos

Los insectos que atacan a las plantas en el huerto o patio es probablemente una señal de que las plantas son débiles y pueden no tener suelo fértil. Las plantas fuertes y saludables son capaces de resistir los insectos de forma natural. ¡¿Qué tan genial es eso?!

Si sufre de este problema, su suelo puede tener carencia de nutrientes o puede no tener la temperatura correcta. Si su suelo es demasiado caliente, sugiero añadir mantillo con astillas de madera u hojas en la parte superior para mantener controlada la temperatura del suelo. También recomiendo añadir una o dos pulgadas de compost en la parte superior del suelo.

Prueba 4: Raíces de las plantas

Esta prueba requiere una mano firme y cuidadosa. Comprobar las raíces puede ser muy beneficioso, pero tiene que ser gentil o puede matar a la planta. Para comenzar la prueba, cave suavemente alrededor de una pequeña planta anual para ver las raíces. Si usted se siente cómodo con la pérdida de la planta, jale de la planta y estudie las raíces.

Los siguientes rasgos de la raíz indicarán si su suelo es fértil. Puede volver a sembrar su planta si las raíces se ven saludables.

Las raíces deben ser largas y bien extendidas, no atrofiadas. Si los sistemas radiculares son saludables, esto probablemente significa que el suelo es suelto, permitiendo que las raíces busquen nutrientes fácilmente. Otro signo de raíces saludables son la coloración blanca con hebras finas de aspecto casi peludo.

Las raíces no deben estar suaves y húmedas. Si este es el caso, un problema de drenaje puede ser el problema. Con el tiempo, esto se puede arreglar mediante la adición de más material orgánico a la parte superior de su suelo como compost, hojas ralladas, recortes de hierba, recortes de sus plantas, etc. Para una solución más rápida, podría intentar mezclar un poco de turba en su suelo.

Las raíces dependen en gran medida y directamente de la calidad del suelo. Si la calidad del suelo es pobre, las raíces son incapaces de crecer y propagarse.

Prueba 5: Compactación

La compactación es cuando el suelo duro impide que el agua penetre a través de las raíces de las plantas. Las raíces tienen problemas para crecer libremente y las lombrices de tierra no pueden atravesar fácilmente en suelos compactados.

Para probar la compactación del suelo, inserte un alambre delgado en el suelo en varios puntos. Si se atasca o se dobla cerca de la parte superior del suelo, este puede estar demasiado compactado. Idealmente, el alambre debe ser capaz de bajar sin doblarse alrededor de un pie, con bastante facilidad, con poca resistencia.

En los jardines con suelo arcilloso, la compactación es a menudo un problema debido a la densidad de arcilla. Los huertos exitosos definitivamente se pueden cultivar en arcilla, pero podría ser más difícil. La arcilla suele tener más nutrientes que el suelo arenoso, pero el pH debe ser revisado regularmente para asegurar que estos nutrientes estén disponibles para las plantas. Consulte la sección de “preguntas relacionadas” en la parte inferior de la página para obtener más información sobre suelos arcillosos.

Prueba 6: Capacidad de labrar el suelo

Al igual que la compactación, la capacidad de labrar se refiere a la facilidad en la que se manipula el suelo. Si bien yo no promuevo la labranza excesiva del suelo, la comprobación de esta característica del suelo es importante.

Si es difícil arrastrar una herramienta de jardín a través del suelo, o si esta acción produce grandes grumos o terrones, entonces esto significa que el suelo tiene baja capacidad de labranza. Además, si no puede cavar fácilmente un agujero para plantar con las manos, entonces el suelo no es muy laborable.

No debe tomar mucho esfuerzo preparar un bancal para la plantación. Muchas personas podrían pensar que labrar el suelo es necesario para este caso. Sólo recomiendo labrar un bancal el primer año si es absolutamente necesario. En este caso, usted estaría labrando en modificaciones importantes del suelo como compost, turba, o humus de lombriz.

Recomiendo encarecidamente evitar labrar un huerto tanto como sea posible por muchas razones, incluyendo matar a los organismos del suelo pertinentes, crear una capa superior de suelo que no permita que el agua se infiltre, y reducir el residuo de los cultivos. Añadir compost a la parte superior del jardín reparará la capacidad de labrar/compactación de un huerto con el tiempo.

Prueba 7: Organismos del suelo

Para completar esta prueba, ¡las herramientas de jardinería son necesarias! Comience por cavar unas seis pulgadas. Estudie el suelo. Mucha vida – arañas, escarabajos, lombrices de tierra, etc. – debe ser visible. Trate de contar al menos diez organismos vivos. Si esto no es posible, entonces el suelo no es tan saludable como podría ser. Recuerde, estamos hablando de organismos BAJO el suelo. Los organismos bajo el suelo son buenos. ¡Las plagas que atacan las plantas son malas!

Esta prueba es una de las formas más visibles de inspeccionar la calidad del suelo. Cuantos más insectos haya en el suelo, es menos probable que surjan enfermedades u otras plagas. Estos organismos están haciendo su parte para descomponer la materia orgánica para crear más nutrientes para las plantas. ¡Tenga mucho, mucho cuidado de no perturbar esta vida, ya que está afectando positivamente el suelo! La regla número uno de este sitio: ¡NO perturbe el suelo!

Prueba 8: Lombrices de tierra

Esta prueba se puede completar al mismo tiempo que la prueba de los organismos del suelo. Una vez más, cave unas seis pulgadas y cuente sólo las lombrices de tierra. Contar al menos tres lombrices de tierra es bueno, pero cuantas más lombrices de tierra encuentre es mejor.

Las lombrices de tierra deben estar muy presentes en el huerto. Las lombrices de tierra son el labrador de la naturaleza porque airean el suelo abriendo canales a través de él. Se alimentan de materia orgánica y sus excrementos devuelven a la tierra bacterias, enzimas, nutrientes de las plantas y materia orgánica. Si el suelo no contiene suficientes lombrices de tierra, eso significa que el suelo carece de la materia orgánica de la que se alimentan.

Las lombrices son especialmente importantes en el método de horticultura “No perturbar” porque, de nuevo, ¡nunca labramos el suelo! Al labrar el suelo, toda esta vida útil será destruida, agotando el suelo. Las lombrices crecerán naturalmente en el suelo si este es lo suficientemente sano como para atraerlos. ¡Mantengamos el suelo lo más natural posible!

Para remediar la falta de vida en el suelo, las lombrices de tierra se pueden comprar y colocar en el suelo. Mientras que la compra de ellos es una solución rápida, usted se sorprendería de lo rápido que las lombrices “aparecerán” en su suelo si usted agrega algunas enmiendas simples como compost y otra materia orgánica. ¡Esto es lo que a las lombrices les encanta comer!

También puede iniciar su propio contenedor de lombrices para crear humus de lombriz que puede agregar a su huerto al plantar. Nosotros tenemos un recipiente de lombrices en nuestro sótano que produce este fertilizante para nuestro huerto, ¡aunque a mi esposa le da mucho asco!

Prueba 9: Infiltración de agua

Estos son los pasos para realizar esta prueba: Quite la parte inferior de un recipiente, preferiblemente uno que tenga forma de cilindro. Use algo similar a una lata de café. Empuje dicho recipiente verticalmente hacia abajo en el suelo hasta que sólo tres pulgadas más o menos se dejen por encima de la superficie.

Llene el recipiente con agua. Coloque una marca a la altura del agua. Ajuste un temporizador y registre la cantidad de tiempo que tarda el agua en absorberse completamente en el suelo. Repita esta misma prueba varias veces hasta que la tasa de absorción se ralente y los tiempos se vuelvan similares entre sí. Si estos tiempos más consistentes son más lentos que media o una pulgada por hora, entonces esto puede significar que el suelo está compactado.

Cuando un huerto tiene una infiltración de agua ideal, el agua es más capaz de viajar a las plantas y sus raíces. Este es sólo otro ejemplo de la necesidad de un suelo sano, fuerte y poroso.

Prueba 10: Humedad del suelo y pH

La escala de pH abarca entre 0 y 14. Un pH de 7.0 es neutro, mientras que los niveles de pH de 0-6.9 se consideran ácidos y los niveles de 7.1-14.0 se consideran alcalinos. El pH ideal para un huerto es 7.0. La medición del pH es importante porque influye en gran medida en la disponibilidad de nutrientes pertinentes para las plantas. Si un jardín es demasiado ácido o demasiado alcalino, entonces los nutrientes se vuelven menos disponibles para las plantas en crecimiento.

Un medidor de suelo es una gran herramienta para probar el pH del suelo. ¡Mi familia debe saber esto porque recibí dos de ellos para mi cumpleaños el año pasado! Sólo un medidor de suelo es necesario, ¡a menos que desee comprobar y comprobar dos veces!

Si un medidor de suelo determina que el suelo no está cerca de 7.0, se pueden tomar algunas medidas para solucionar este problema. Cuando el suelo es demasiado ácido, se puede arreglar añadiendo cal al suelo. Por otro lado, cuando el suelo es demasiado alcalino, se puede añadir un producto de azufre para que entre en el rango de pH neutro.

¿Cómo soluciono mis problemas de suelo?

En general, si se encuentran problemas en el suelo del huerto, comience a agregar composta inmediatamente. Reparar el suelo puede ser un proceso largo, ¡pero no pierda la esperanza! ¡Sea paciente con el huerto y disfrute del viaje! Si usted no está haciendo su propio compost todavía (¡debería hacerlo!) entonces usted puede comprar bolsas de compost en una tienda o consultar con sus empresas de paisajismo locales.

Las personas que añaden de una a dos pulgadas de compost a la parte superior de su suelo cada año pueden despreocuparse. Opcionalmente, cubra todo el jardín con mantillo para combatir las hierbas y regular la temperatura del suelo. Tomar estas medidas debe ocuparse de la mayoría de los problemas del suelo. Esto también hará que no tenga que gastar dinero en fertilizantes.

Otras ventajas incluyen menos trabajo, ya que al mantener el suelo cubierto con mantillo hay que regar menos; el suelo se mantiene fresco porque menos agua se evapora debido a la capa de mantillo. Básicamente, se adhieren a nuestro método orgánico de “No perturbar”. ¡Usted ahorrará tiempo, dinero y no se decepcionará!

Preguntas relacionadas

¿Cómo se arregla el suelo arcilloso? Añada materia orgánica (compost) al suelo. El pH es a menudo un problema en el suelo arcilloso, por lo que realizar una prueba para esto es un buen indicador de los próximos pasos a seguir. Recuerde, el suelo arcilloso es a menudo rico en nutrientes. La construcción de bancales elevados es otra opción, ya que esto ayudaría con el drenaje.

¿Cómo puedo probar mi tipo de suelo? Tome un puñado de tierra húmeda y apriétala. Si el suelo se desmorona en su mano, entonces tiene tierra arenosa. El suelo arcilloso no se desmoronará.

¿Los residuos del café acidifican el suelo? ¡No! Es cierto que el café es ácido, pero los residuos son neutros. El uso de residuos de café en su huerto no hará que el suelo sea más ácido.

¡Gracias por compartir!